¿ No estás cansado de quejarte?,

¿ de tener siempre dudas en tu mente?,

¿ no estás cansado de no valorarte?,

¿ de no querer a las personas que se lo merecen?.

¿ Te gusta estar a las órdenes de los demás?,

¿ de no pensar por ti mismo?,

¿ de no ser responsable de tu vida?,

¿ no estas cansado de sentir odio?,

¿ de luchar contra un demonio que no existe?,

¿ no estas cansado de escuchar hipocresía?,

¿ de sentirte inferior a la mayoría?.

 

Yo sí, yo sí estoy cansado de fingir,

de tener miedo a morir,

miedo que significa que no he hecho,

todo lo que está en mi.

Quiero vivir, experimentar, soñar,

quiero madurar, comprender, amar.

No hemos venido aquí para sufrir,

para ser esclavos de los demás.

No hemos venido aquí para llorar,

para andar por un valle seco, sin mar.

No hemos venido aquí para irnos sin más,

para olvidar nuestra vida, nuestro caminar.

No hemos venido aquí para tener miedo,

para estar pensando quien me atacará.

 

Estamos por encima de todo, del rencor,

de la incomprensión, del dolor,

de quienes se creen dioses que arrebatan vidas,

de quienes tienen tanto miedo a los demás,

que su única forma de existir,

es causar dolor y maldad.

Estamos por encima de la depresión,

hay que dar tiempo para poder olvidar,

olvidar tu cara diciéndome adiós,

olvidar lo que se puedo hacer,

y nunca más ocurrió,

olvidarnos a veces de nosotros,

y contemplar el mundo que tenemos alrededor,

y ver que podemos dar,

para hacer de él algo mejor.

 

Alfredo Cuervo Barrero ©