* Quien hace mal y es castigado por ello enseña a los demás la pena del castigo, ¿se podrá decir entonces que en cierto modo ha hecho un tipo de bien?

* Para que un buen libro sea tal debe valer más que su autor, y a veces eso este último no se lo perdona al primero.

* Para ordenar nuestro “desván” hay que poner atrás las cosas que no nos sirven y delante las que nos sirven, pero siempre sabiendo en todo momento dónde están cada una de ellas.

* Por lo general se dice lo contrario a lo que se piensa, es el precio del trato con los demás.

* Se suele diferenciar fácilmente a un hombre libre de uno que no lo es, el primero tiende a perderse en la Naturaleza, el segundo tiende a hacerlo entre los hombres.

*La imagen que ofrecen las personas no tienen más que lo que nosotros ponemos de ellas en nuestro espejo.

* Al alabar estamos diciendo al otro que es igual que nosotros, y eso no siempre sienta bien al otro.

* El egoísta antepone el interés propio al ajeno, el altruista hace lo mismo pero con una máscara de por medio.

* La acción de muchos no es más que la reacción ante otros.

* Quien vence al instinto de la sumisión vence al resto de instintos.

* Puede que haya una necesidad que esté por encima de las necesidades básicas: la necesidad de vivir rodeado siempre de testigos.

* De una ley económica: el valor de algo no está en lo que vale, sino en lo que los demás ofrecen por ello.

* Quien no cree en sí mismo, tiene que creer en algo ajeno a él.