¿Qué es ser distinto?, distinto es no opinar como los demás, no hacer lo que hacen los demás, no pensar como los demás, no ser como los demás, ¿qué son los demás?, los demás son la parte de ti que no es original, la parte de ti que no habla de ti, que no te siente, que no te ve, que no te oye, cuando te olvidas de ti aparecen los demás. No hay demás cuando te estás viviendo, cuando te estás sintiendo, solamente cuando no tenemos nada que hacer ni nada en lo que pensar aparecen los demás. Los demás es el pensamiento que rehuye de sí mismo, que busca una excusa para evadirse, para no conocerse, define a los demás porque no tiene el valor de definirse, los demás no es más que una indefinición de tu yo. Sólo ves en los demás lo que ya tienes en ti, los explicas con las palabras que eres capaz de expresar, los juzgas con las experiencias que has vivido, los sientes con los sentimientos que has sentido, pero nada de eso define a los demás, sólo te define a ti saliendo de ti, sólo cambias de sujeto, tu yo se transforma en el otro, en los demás, y con eso pretende comprender al mundo aunque lo único que hace es evadirse de su mundo. Cuanta más necesidad tienes de crear a los demás en ti menos seguridad tendrás en tu persona, y eso es lo fácil, lo simple, lo rápido, el pensamiento se acomoda, se acostumbra a vivir entre los demás, no quiere encontrarse por eso busca algo en lo que perderse, acude a un refugio ajeno cada vez que quiere escaparse de si mismo, y allí todo vale, porque sólo habla, sólo piensa, sólo depende de los demás, y así el pensamiento como tal desaparece, se mezcla, se confunde, no se define, no se posiciona, no tiene que juzgarse, que responsabilizarse, no tiene que enfrentarse a lo que realmente le hace crear a los demás, no tiene que enfrentarse a la soledad.