Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2008.

AFORISMOS

 

212. Hablar sobre ciertos temas exige tener un tacto muy delicado, y callar sobre otros lo exige aún más.

213. Por muy grande que sea un planeta éste siempre gira alrededor de una estrella.

214. No hay que confiar mucho en las personas que, cuando entablamos una conversación con ellas, sueltan muy de vez en cuando esa "tos involuntaria" después de cada argumentación, es como si quisieran expulsar fuera de sí algo que les incomoda, que les sabe mal, es el aire que se les escapa intentando contrarrestar la inseguridad y la precariedad de sus palabras.

215. Soportar las excepciones es la prueba definitiva de toda situación, como bien lo saben todos  los buenos amigos, todos los buenos profesores y todos los buenos amantes.

216. Se dice de los hombres que siempre están pensando en lo mismo, al igual que las mujeres. Dejando de lado el significado del verbo "pensar" en esta frase, diremos que ambos no hacen más que seguir muy obedientes las leyes naturales impresas en sus instintos. En los primeros la Naturaleza se ha cuidado muy bien al hacer que éstos no se olviden nunca de continuar con la estirpe (forjando por ejemplo el instinto sexual con fuego en su interior) y en las segundas ésta se ha cuidado muy bien al dotarlas de armas para conseguir lo mismo (concediéndolas, por ejemplo, esa especie de poder y atracción que con el tiempo han de saber explotar),  ésta es la base más simple y precaria de los instintos, y es ahí por donde deberíamos empezar a educarlos bien sino queremos convertirnos en meras marionetas de ellos.

217. A quien no le gusta hablar de si mismo en una conversación usa una treta muy ingeniosa siempre que puede, adelantarse oportunamente a la hora de preguntar.

218. Lo pasa mal quien sabe que es mucho y sabe que aparenta tan poco. Es cierto que a veces nos colocamos en lugares en los que podemos ofrecer de nosotros mucho más de lo que ofrecemos, de dejar una huella más profunda de la que dejamos, en los que la mayoría de nuestras fuerzas se malgastan en reprimir la fuerza que podemos exteriorizar. Al alejarnos de ahí la consecuencia de ello es que tenemos una imagen bastante desilusionada y pobre de nosotros mismos, quedándonos una sensación  de amargura y de tristeza , sin darnos cuenta de que, en el fondo, la mayoría de las veces, quien poseía la amargura y la tristeza era el propio lugar.

219. No hay nada más triste que no ser consciente de los momentos agradables que te están ocurriendo por estar imaginando los momentos agradables que te podrían ocurrir.

220. También tenemos nuestro derecho a no querer que nos ocurran ciertas cosas, a no querer conocer a ciertas personas, a no querer estar en determinados lugares, y cuando la vida nos vulnera estos derechos siempre nos queda nuestro derecho a poder pasar de largo.

221. Hay escritores que cuando mejor escriben es cuando pueden responder ante lo que dicen los demás, de hecho, hay escritores que sólo escriben cuando ocurre esto.

222. Los mejores psicólogos no son los que están encerrados entre cuatro paredes, sino aquellos que viven a pie de cañón, los que no se creen tan importantes como para decir a los demás lo que tienen que experimentar, hacer o sentir, sino los que experimentan, hacen y sienten, son aquellos que han aprendido muy de sobra por quien doblan siempre las campanas.

223. Al encontrarnos a un viejo amigo al que no vemos desde hace mucho tiempo sucede como cuando recordamos nuestra infancia, sabemos que un día la vivimos pero que hemos cambiado tanto desde entonces que apenas nos reconocemos ya con su recuerdo.

224. No te esfuerces en ser mejor que alguien, a los dos os esperan caminos muy distintos.

225. A. El hombre debería opinar sobre todo lo que es opinable.

        B. Mientras sea con sus propias opiniones...

        A. ¿Acaso no lo son siempre?

        B. No lo sé, tú qué opinas.

 


RETAZOS DE ADOLESCENCIA

 

TODOS

Todos tienen una historia que contar,

todos quieren seguir para adelante,

sin mirar en la cuenta atrás,

algunos sueñan con sus sueños,

otros intentan hacerlos realidad,

otros temen despertar,

y ver que no tienen a nadie a quien amar,

otros dicen qué pasa,

que con la gente ya no soy natural,

les hablo, me hablan,

pero en su mundo parezco no estar.

Y entre tanto, la tristeza,

con su manto me vuelve a acariciar,

tus ojos tristes son dos bolas de cristal,

en ellos veo reflejados a mi soledad,

nunca esperes que te diga la verdad,

si la mentira se ha hecho hermana de tu debilidad.

Todos tienen cuentas pendientes,

con un destino del que se arrepienten,

todos tienen ganas de llorar,

cuando dicen no vuelvo nunca más,

pero mientras tanto,

sólo querían pasar un buen rato,

con sus besos, con su risa, con su pelo,

y cuando les necesitan dicen:

niña, apáñate, que es tu vida,

todos creen tener la verdad,

su mundo es suyo y de nadie más,

y cuando salen de él dicen:

me he perdido, ¿alguien me quiere ayudar?.

Y es que todos somos iguales,

con nuestros problemas, nuestras quejas,

nuestras diferentes realidades,

sin darnos cuenta de que sin los demás,

nunca lograremos ser reales.

 

LLAMA A ESTE AMIGO

Cuando tu silencio te invada,

y las lágrimas acaricien tu cara,

cuando no sepas lo que sientes,

y escuches que tu corazón te miente,

cuando mires a las estrellas,

y no veas la belleza que reflejan,

llámame, llama a este amigo,

porque yo siempre estaré contigo.

Y cuando la soledad te chille,

y la razón no te deje ni que imagines,

cuando veas que todo te va mal,

que no mereces lo que la vida te da,

cuando necesites un respiro,

llama a este amigo que siempre estará contigo.

Y cuando no sepas lo que ha pasado,

llámame porque yo siempre estaré a tu lado.

Cuando el tiempo te atrape,

y veas que el destino deja de abrazarte,

cuando la realidad se convierta en ilusión,

y los sueños intenten darte un lección,

ya sabes a quien recurrir,

ya sabes quien intentará siempre hacerte reír.

Porque tu me estás dando lo mejor de tu vida,

y transmites un sentido a la mía,

porque un día hiciste todo esto por mí,

ya sabes a quien recurrir,

ya sabes quien intentará siempre hacerte feliz.

 

CONTIGO Y SIN TI

Puedo estar bien contigo sin perderme,

sin dejarte, sin conocerte,

puedo echar de menos tus ojos,

sin hacer que los míos lloren por no verte,

puedes aparecer en mis sueños,

entrar y salir de ellos,

pero cuando despierto,

puedo diferenciar mis deseos de mis inventos.

Puedo ver tu sonrisa en mi espejo,

puedo oír tu voz en el viento,

puedo sentir cosas que aún no entiendo,

que me hacen querer estar contigo,

en cualquier momento,

pero intento no dejar que todo esto,

se vuelva un misterio,

no dejo que mi corazón,

se divierta con sus juegos.

Y es que puedo estar contigo y sin ti,

algunos dicen que eso no es amor,

y yo te digo que es así como se puede ser feliz.

¿Hemos nacido para querernos?,

pues dejemos que pase el tiempo,

conozcámonos, vivamos,

y confiemos el uno del otro,

pero no nos hagamos daño por amarnos,

no eres mi esclava, no soy tu esclavo.

Muéstrame tu lado bueno,

pero también tu lado malo,

muéstrame tus verdades,

pero también tus mentiras,

puedo dejar que vivas tu vida,

que te diviertas con tus amigas.

No te endioso ni te odio,

no te premio ni te castigo,

sólo intento ser tu amigo,

sólo intento hacerte reír,

sólo intento estar contigo y sin ti.

 

DÍAS MEJORES.

Ya sé que ahora no estás bien,

que no eres tú y no sabes porqué,

que los días pasan, las noches no,

que tus ojos ya no ven la realidad,

que ya no quieres hablar.

que ya no quieres llorar más,

que ya estás cansada de los porqués.

de los no sé y de los de ya se te pasará.

Qué fácil es la teoría ¿verdad?,

qué fácil sería pensar en lo bueno,

para no volverte a sentirte mal,

qué fácil sería decir basta,

basta a los remordimientos,

basta a más noches con malos sueños,

basta a tu soledad,

porque lo que no quieres es sufrir más.

porque esperas a que llegue ese día mejor,

que te haga ver por fin la claridad.

Pero es que ese día,

lo creas o no, llegará,

llegará ese momento en el que digas,

ya no me siento mal,

veo el camino y quiero caminar,

no me importan las opiniones de los demás,

me importo yo,

y me importan las personas a las que quiero amar,

llegará ese día en el que quieras ser mejor,

en el que tus sueños se cumplirán,

en el que no sientas más odio ni rencor,

porque descubres que la vida está para disfrutarla,

que pasa muy deprisa, que hay que cuidarla.

Llegará ese día en el que quieras al mundo,

y el mundo te quiera a ti,

en el que digas que merece la pena vivir,

en el que digas, hoy me siento feliz.

 

HAY QUE APRENDER

Hay que aprender a ser transparentes,

a que tus palabras se lean en tus ojos,

a que tu sonrisa sea el preludio de una acción,

a que todo tu cuerpo refleje eso que llamas Yo.

Hay que aprender a no esconder el interior,

a no tener miedo de este profundo océano,

a no tener miedo de sus claras profundidades,

a bajar siempre hasta encontrar nuestras verdades.

Hay que aprender a apreciar los suspiros,

a guardar nuestras lágrimas, nuestros latidos,

a respirar hondo el aire de la vida,

a no dejar que el último soplido se escape sin vivirla.

Hay que aprender a ser niños,

a apreciar cada día con una nueva emoción,

a recuperar esa capacidad de sorpresa,

a envolvernos con ternura e inocencia.

Hay que aprender a sentir,

a comprender este huracán se sentimientos,

a juzgar todo este embrollo de remordimientos,

a expresar con holgura todo lo que te hace vivir.

Hay que aprender a escapar del tiempo,

a no preocuparse demasiado por el mañana,

a comprender que lo que pasa, pasa,

a verlo como un rayo de luz que poco a poco se apaga.

Hay que aprender a querer a tus recuerdos,

a no olvidar tu vida, tus sueños,

a revivirlos cuando todo comienza de nuevo.

Hay que aprender a vivir sin miedos,

a ver cada final como un nuevo comienzo,

a superar todo lo que nos hacer ser menos,

a desafiar con ganas cada nuevo reto.

 

LA VIDA ES ASÍ

*

Algunos días una pequeña luz,

aparece por mi ventana,

me deslumbra su brillo,

adoro su calma,

la miro fijo, inmóvil,

su belleza se me clava en el alma.

*

Porqué cuando más intento olvidarte,

cuando menos caso quiero hacerte,

cuando intento pensar en todo,

menos en tu cara sonriente.

Porqué cuando las noches se me hacen eternas,

y el corazón no para de atacarme,

cuando te veo a mi lado,

aquí, en mis sueños, en mi pasado.

Porqué cuando menos quiero tenerte,

más te deseo, más dolor me causa tu ausencia.

cuando menos quiero añorarte,

más te echo en falta y el frío me estremece,

cuando no quiero quererte,

la cabeza se me nubla,

y todas mis ideas desaparecen.

Porqué estoy pensado en ti,

si sé que no puedo conquistarte.

*

Muchas veces me pregunto para qué,

para qué sirve todo esto,

para qué intento estar bien con las personas,

si ayer fui un buen chico,

y ahora no soy más que un simple idiota.

Para qué pretendo amar,

si ayer me decías te quiero,

y hoy no me quieres hablar.

Para qué intento ser yo,

si ayer me animaba,

y hoy tengo media depresión.

Para qué intento hacer reír,

si ayer era un chico muy majo,

y hoy no soy más que un payaso.

Para qué intento comprender

si ayer la vida cuadraba,

y hoy no es más que un puzzle sin resolver.

Para qué pretendo ser mejor,

si ayer ganaba,

y hoy no soy más que un perdedor.

La vida es eso, ni todo ni nada,

hoy es hoy y mañana es mañana,

es increíble poder ver,

como cambian las cosas,

como nunca podrán ir bien, bien,

como hoy es todo perfecto,

y como mañana empieza todo de nuevo.

*

Aún recuerdo esa noche,

la noche que dividió mi día,

que dejó atrás mis sombras,

que me enseñó sus secretos.

aún recuerdo ese suspiro,

y esa risa, y vi mi vida,

lo que había hecho,

lo que era y lo que quería ser.

Y empecé a andar,

y vi el camino,

no me importaba tropezar,

me levantaba y volvía a caminar.

sólo quería seguir y seguir,

ir para adelante sin miedo a sufrir,

veía que podía con todo,

que comprendía el verbo vivir,

hoy sigo cada día más,

recorriendo este pequeño camino,

del  que no me detendré jamás.

*

Ya estaba cansado de la vida,

se miró al espejo, subió a la azotea,

miró al cielo, puso un pie en la cornisa,

miró a la ciudad, puso el otro con riña,

abrió lo brazos, respiró hondo,

no había tiempo, no había lugar,

no había gente, no había ruido,

no había dolor, no había miedo.

Se dejó caer, respiró hondo,

no había luz, no había ansiedad,

no había prisa, no había meta,

cerró los ojos, sentía el viento,

abrió los ojos, quedaba poco.

Ya.

*

Hay un sentimiento que te eleva por encima de todos,

que te recuerda en cada instante que eres importante,

que te hace sentirte necesitado por alguien.

Hay un sentimiento que te recuerda momentos inolvidables,

que te hace ver cada día como un paso adelante,

que poco a poco te acerca más a tus semejantes.

Hay un sentimiento que no te exige nada,

que te da la mano cuando tú le das la espalda,

que te hace ver que quieras o no las cosas pasan.

*

Hay una persona que siempre será especial para ti,

que ahí está cuando crees que no eres feliz,

que su recuerdo te llena de ganas de vivir.

Hay una persona con la que has compartido tu vida,

con la que has vivido momentos de película,

con la que todo es distinto, con la que todo repetirías.

Hay una persona que no tiene miedo a mostrarte su corazón,

a decirte lo que piensa, a compartir también  su emoción,

su vida, su dolor, sus recuerdos, su ilusión.

 Hay una persona que te recuerda lo que eres,

que te refleja todo lo que sientes,

que te dice sin decirte nada que te quiere.

*

Sólo os puedo dar las gracias,

gracias por haberme educado así,

por darme el cariño que me habéis dado,

por estar siempre, pase lo que pase, a mi lado.

Sólo os puedo dar las gracias,

gracias por darme todo lo que os pedí,

por darme ánimo, por hacerme feliz,

gracias por mi infancia,

llena de viajes, de sonrisas

de besos, de abrazos, de sorpresas,

de bonitos recuerdos que inundan mi cabeza.

Sólo os puedo dar las gracias por lo que sois,

diferentes como todo el mundo,

con los eternos problemas del matrimonio,

es normal que a veces os hagáis daño,

pero sabéis que juntos nos dais lo que necesitamos.

Gracias por confiar en mí,

por perdonar mis errores, por enseñarme a seguir,

por ser un padres que quieren a sus hijos,

por darme tanto amor, por ser mis amigos.

Gracias por darme la vida,

por enseñarme a luchar y no rendirme,

por hacer que sea más fácil vivirla,

por teneros cuando menos me lo merecía.

Gracias por ser especiales para mí,

por ayudarme cuando no sabía por donde salir,

por querer escucharme cuando lo necesitaba,

por regalarme tanta confianza con vuestras palabras.

*

Pobre escritura inesperada,

Oscuro lado del pensamiento,

Esperanza crecida con el infinito,

Sueño maldecido por la razón,

Íntima amiga, llena de sequía,

Así es la eterna poesía.

 

Alfredo Cuervo Barrero ©




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next